Coger el problema.. por los pelos!!

Y nunca mejor dicho. La alopecia supone un problema muy impactante para el paciente, que desde edades jóvenes comienza a observar que su cuero cabelludo va “clareando” a pesar de no ver caída evidente de pelo…

Este problema es real y se llama ALOPECIA ANDROGENÉTICA.

¿En qué consiste?

Es importante que el paciente entienda realmente que le ocurre. Es nuestro código genético el que pone en marcha el proceso, de ahí la importancia de fijarnos en nuestros padres y hermanos, si ellos tienen problemas de alopecia nosotros tenemos muchas más probabilidades de también padecerlo respecto a la población general. En este tipo de alopecia va ocurriendo un fenómeno llamado MINIATURIZACIÓN del folículo piloso, es decir, este va involucionando, haciéndose cada vez más pequeño, por eso lo primero que el paciente percata es: pelo más fino y clareamientos. Pero esto sólo ocurre en los folículos pilosos más sensibles a un tipo de hormonas: los andrógenos. Es por esto que en los chicos el pelo va clareando en las entradas y coronilla…y sin embargo hasta los más calvos siguen teniendo pelo en la parte occipital, porque estos folículos no son dependientes de los andrógenos.

¿Y qué pasa con las mujeres?

Pues lo mismo, en ellas también existe la alopecia androgenética, lo que ocurre es que los folículos pilosos sensibles a estas hormonas están en el centro de la cabeza, donde sale la raiz del pelo. Por eso, las chicas en vez de tener entradas o coronilla van percibiendo una raya del pelo más clarita, como más transparente. Pero es el mismo proceso patológico que  los hombres.

¿Hay solución?

La idea principal ante este problema es que no existe un tratamiento definitivo curativo, la alopecia androgenética la llevamos en nuestros genes, lo que existen son tratamientos que irán controlando esa predisposición y que serán efectivos mientras se utilicen. Por eso, la mayoría de los pacientes adoptan el tratamiento en su vida normal para ir frenando de manera crónica este proceso. Lo ideal es comenzar cuanto antes, ya que una vez que los folículos están completamente miniaturizados, es decir, cerrados e involucionados, de ahi ya no saldrá más pelo y será la hora de acudir a otro tipos de tratamientos sustitutivos como el transplante capilar.

En la Clínica realizamos una exploración del paciente y tricoscopia para evaluar el nivel de alopecia y plantearnos los tratamientos médicos disponibles de amplia experiencia en la literatura científica. No hay que olvidar que este es un problema relativo, es el paciente el que decide hasta que punto quiere o no tratarse. En la foto que mostramos, por ejemplo, que tras aplicar unos sencillos polvos de fibras sintéticas,  pocos segundos existe un aspecto casi perfecto y la alopecia está claramente disimulada. En este caso fue el propio paciente el que nos cuenta que no quiere ningún tratamiento médico y que sólo busca una solución de camuflaje sencilla. Y es que en este tema es el propio paciente el que decide como le afecta el problema y que decisión tomar entre todos los tratamientos médicos que disponemos para él.

Es muy importante acudir siempre a un especialista en Dermatología  y no dejarse guiar por grandes promesas terapéuticas sin fundamento científco… en este tema más que en nada…no tengas ni un pelo de tonto…

Gracias por vuestra atención!

Dra. Sabrina Kindem

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s